Viernes, agosto 19, 2022
Seguros

Todo lo que debes saber acerca de los coches Km 0

En general los coches Km 0 son aquellos han pasado hasta cuatro meses en stock después de haberse matriculado. Sin embargo, su garantía tiene la misma duración que la de un coche nuevo y se cuenta siempre a partir de la fecha de matriculación.

Al ya estar matriculado, el concesionario está obligado a bajar su precio, una rebaja que se traduce en casi un 20% menos sobre el precio oficial y que puede suponer un ahorro de entre 2.000 y 3.000 euros. Esto ocurre porque, como está matriculado, el automóvil se considera de segunda mano, pese a ser un vehículo a estrenar. Está comprobado que el consumidor que es proclive a la compra de coches Km 0, valora el ahorro y es menos emotivo y menos rígido en la definición del vehículo que desea a comprar. Por ello, se muestra más flexible a la hora de adaptarse al color y equipamiento del coche que se le ofrece en ese momento.

Hay que tener en cuenta que el comprador de uno de estos coches Km 0 puede tener confianza en el uso que se ha dado al coche y la certeza de que el cuentakilómetros no ha sido trucado. Incluso en el caso de que el automóvil hubiera rodado, estaría en buen estado porque sólo es utilizado por directivos de la empresa. Por consiguiente, se trata de vehículos muy bien cuidados, con pocos kilómetros de rodaje y un mantenimiento muy exhaustivo. La vida útil de los coches Km 0 es la misma que la de un coche nuevo porque, o bien tiene poco rodaje o no tiene ningún kilómetro a sus espaldas.

Los coches Km 0 permiten acceder a un vehículo de última generación, con más capacidad de seguridad, con los últimos avances tecnológicos y con motores más potentes. Todo ello a un precio más asequible e inferior al de un vehículo nuevo.