Viernes, enero 22, 2021
Moto

Si queremos comprar una moto para uso urbano, tenemos dos alternativas

Cuando se compra un coche desde el punto de vista práctico son pocas las variables a considerar, espacio, tracción, transmisión, equipamiento, presupuesto y algo más; en cambio, cuando lo que queremos comprar es una moto las variables son muchas más, ya que nuestras queridas motos presentan una variedad de diseños mucho mayor y su uso es mucho más especializado. Lo primero que debemos tener en cuenta al elegir una moto es dónde la vamos a usar, si es para ir al trabajo, para salir a pasear con pasajero, para pasear solos, para hacer deporte, para competir, para grandes viajes, para lucirnos, entre otros; por ahora analicemos si vamos a utilizar la moto como un medio de transporte urbano económico de operar, que nos lleve al trabajo ida y vuelta y gastar poco en su compra y operación, en este caso tenemos básicamente dos alternativas, los scooters y las motos urbanas. Los scooters tienen cambio automático, ruedas pequeñas y habitualmente una buena capacidad de carga bajo el asiento, además nos protegen más de las inclemencias del clima, son fáciles de manejar, y sus prestaciones son suaves, sin sorpresas, su agilidad a baja velocidad es superior a todas las demás motos.                   Ahora, una moto urbana de hasta 250 cc, en cambio, tienen ruedas más grandes, usan cajas de cambio secuencial, no nos protegen en nada de las inclemencias del clima y no tienen capacidad de carga, son más estables a velocidades superiores y sus ruedas más grandes hacen que sean más suaves sobre pavimentos malos. Estas son las dos alternativas que se deben considerar.